El último concurso oposición a la Policía Local de Almería, celebradas en abril, van a ser impugnadas. Todo, por una corazonada con fundamento. Como si de una premonición se tratase, uno de los opositores, un agente de la Policía Local, se fue a un notario antes de la celebración del concurso para que levantase un acta con el nombre de las tres personas que iban a ganar las plazas (dos para intendente y una de intendente mayor). El proceso de selección comenzó el 19 de abril y participaron 32 personas. El vaticinio se cumplió y el agente acertó de pleno con los nombres de los ganadores. Más….





Comentarios cerrados.