Ante algún problema puntual acaecido en algunas poblaciones con agentes de paisano fuera de servicio los cuales portaban sus armas particulares, la Agencia Tributaria redactó en 2006 un protocolo de actuación para estos casos, el cual fue enviado a las distintas unidades, y aquí reproducimos.





Comentarios cerrados.