Los ayuntamientos de Ames y Brión, en el área de Compostela, serán los primeros en compartir el servicio de emergencias, Protección Civil y Policía Local. Los alcaldes de estos dos municipios pasaron ayer por encima del debate enquistado sobre si se debe reformar o no la estructura de municipios y diputaciones para obtener un rendimiento más eficiente de las inversiones municipales y decidieron dar el primer paso hacia otra de las posibles soluciones que se plantean en el debate: ahorrar compartiendo servicios. La medida, que se aprobará en menos de un mes en los plenos de ambos Ayuntamientos y debe obtener el visto bueno de la Consellería de Presidencia, abre también una puerta de colaboración en el futuro en otro tipo de servicios para abaratar el coste. El primero será el de abastecimiento de agua. «Evidentemente, pensamos que esto puede seguir, pero lo de la policía nos pareció lo más urgente», explica el alcalde de Brión, el socialista José Luis García.

El ahorro para los ayuntamientos en material y personal es de 800.000 euros.

El municipio de Ames crece a un ritmo acelerado desde hace años y duplica ya los habitantes que tenía hace 20 años. Con el aumento de la población llegaron nuevos servicios como la recogida de basuras -que también está mancomunada con otros ayuntamientos del Barbanza-, la limpieza de las calles o la policía municipal. Su alcalde, Carlos Fernández, es también desde finales de 2007 el presidente de la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp) y desde ese cargo repite que es un buen momento para unificar los servicios locales, debido a la merma de ingresos de los ayuntamientos. La idea, sin embargo, surgió desde Brión que con más de 7.000 habitantes -20.000 menos que el municipio regido por Fernández- solo tenía tres policías y no cumplía los ratios. «En el menor plazo posible» sus tres agentes se sumarán a los 25 que tiene Ames. El municipio regido por Fernández se beneficiará del un servicio de emergencias y Protección Civil de Brión, del que no disponía a pesar de que de está obligado al superar los 20.000 habitantes. La idea es optimizar los recursos y aumentar los efectivos de una forma rápida y sin coste adicional.

El convenio supondrá un ahorro económico para los dos ayuntamientos, que debería aportar unos 400.000 euros cada uno para poder acceder a un servicio como este. Cada ayuntamiento seguirá pagando a sus funcionarios y unificarán los salarios de la Policía.

La Consellería de Presidencia, que tiene las competencias en materia de seguridad local, deberá de dar el visto bueno al acuerdo, que posibilita la modificación de la ley estatal sobre cuerpos de seguridad que entró en vigor el pasado mes de noviembre. La cláusula adicional permite la asociación de las policías de ayuntamientos limítrofes y que, separadamente, no dispongan de los recursos suficientes.





Comentarios cerrados.