Pillado a 248 km/h.

Posteado por Deconsevi


Todo un record es suicida es el que capto un radar móvil de la Guardia Civil de Tráfico en la A-5 a su paso por Mérida, el conductor de 23 años de edad que viajaba con su novia y dos pequeños se enfrentará contra la comisión de dos delitos contra la seguridad vial, uno de conducción temeraria y otro por exceso de velocidad, que podrían conllevar penas de hasta dos años de prisión, además de la perdida de la custodia de sus hijos.

La colisión de un vehículo a esta velocidad, es como la caída libre de un edificio de 250 metros.





Comentarios cerrados.