En un vídeo Ruso podemos ver como sustituyendo los números de las matriculas por pegatinas con el mismo número, hace que la numeración de la placa sea invisible para las cámaras de los radares de velocidad.

Cada vez hilan más fino.





Comentarios cerrados.