Impedimentos para el Liderazgo.

Posteado por salva


Un ordenador, una bicicleta, un caballo, o un inventario pueden ser manejados, pero las personas deben de ser dirigidas.

Todos los cursos, teorías, tácticas, y técnicas no sirven de nada si un líder no sabe vencer sus defectos.

Y el obstáculo directo  para poder dejar a un lado los defectos es la PERSONALIDAD.

Os escribimos sobre un tema muy delicado, y sabemos que podemos correr el riesgo de caer en la obviedad, y además de ser ingenuos, pero la personalidad es el mayor obstáculo para convertirse en un líder eficaz.

Esto no es una ciencia exacta, pero la gente que hace su trabajo en la calle, quiere confiar en sus jefes, y que ellos no los abandonen y que gestionen los recursos como esperan y sobre todo con sentido común.

Todas las clases, teorías y técnicas no significan nada si las personas no pueden vencer sus deficiencias. Necesidades, las cuestiones de control, la inseguridad, las tendencias obsesivo-compulsivas, el egoísmo y el miedo obstaculizan las habilidades de liderazgo. Pero el rasgo de la personalidad más dañino en nuestra opinión es: EL EGO.

La personalidad y el ego son difíciles de cambiar y la educación por sí sola no lo hará.

¿Es la superación de un problema de personalidad imposible? No. ¿Es difícil? Sí. Todos tenemos nuestras propias peculiaridades de la personalidad excéntrica, y todos tenemos egos. Pero si tienes un trabajo que supone dirigir en otros, depende de ti el superar estas dificultades. Así debes comenzar con la evaluación de tu propia personalidad. Determinar qué aspectos de ella son un activo para el liderazgo y qué partes son un estorbo. Y a la vanguardia de tus pensamientos deben estar siempre presentes las realidades increíblemente obvias:

Para tener éxito, vas a tener que aceptar de las personas su comprensión, dejando de lado el ego, y debes desarrollar un clima organizacional que fomente la independencia, la creatividad, y la confianza es absolutamente esencial. La manera de empezar es por la auto evaluación honesta de tu propia personalidad, y después de eso, tal vez los cursos, las teorías, las técnicas, y las tácticas te sean útiles para liderar a un grupo.





Comentarios cerrados.