El Control Mental en nuestro trabajo es el arma más efectiva que podemos tener y usar.

Dentro de este control mental podemos poner en práctica nuestras habilidades sociales, tal vez realizar o realizarnos las preguntas adecuadas y correctas, puede influir en los procesos instintivos del pensamiento humano y de su comportamiento posterior,

Tal vez y, así lo creemos las habilidades de comunicación más importantes de un policía son – el saber escuchar y realizar las preguntas correctas en el momento adecuado -, esta es parte de la magia que debemos utilizar en nuestra futura vida profesional.

Todo el mundo sabe como hacer una pregunta, pero saber desarrollarla y formularla es otra historia.

Si aprendemos a desarrollar esta habilidad en la comunicación seremos capaces de:

  • Dar una buena impresión a nuestro interlocutor.
  • Dirigir una interacción.
  • Controlar la cadencia de la conversación.
  • Nunca te desubicaras.
  • Podrás interrumpir los procesos negativos.
  • Influir en la conducta.
  • Dirigir el enfoque.
  • Motivar a los demás y a ti mismo.
  • Desarrollar y establecer relaciones.
  • Tomar decisiones claras.
  • Establecer metas donde llegar.
  • Resolución de conflictos.

Toda esta lista de habilidades son muy atractivas, pero ¿cómo llegamos ellas?.

Estos son algunos consejos para llegar a conseguirlas.

¿Cuál es mi motivación?, si quieres motivar a otra persona o a ti mismo, debes tener una meta, un incentivo, un aliciente o acicate. Existen dos tipos de motivación; la interna, la cual proviene de tu propia forma de pensar o sentir y, la externa que proviene del entorno que nos rodea. Pero la más importante es la interna.

Cuando planteas una pregunta, se inicia un proceso de escaneo en el celebro de nuestro interlocutor, que instintivamente buscará en los datos almacenado para responder de la forma más adecuada, por lo que podemos influir en su pensamiento y en el comportamiento posterior. Una pregunta siempre obliga a una respuesta y, además provoca un proceso de pensamiento. Así que diseña una pregunta para motivar la respuesta deseada.

Toda Acción conlleva una Reacción. Dolor y/o Placer.

Cuando hacemos una pregunta (acción) provoca una respuesta (reacción), nuestro celebro inconscientemente se hace preguntas para asignar respuestas idóneas a la Acción que nos provoca, en función a lo que necesitemos en ese momento debemos provocar deliberadamente la reacción del interlocutor sobre el Dolor y/o el Placer como estímulos particulares, a fin de evaluar el inconsciente se realizan preguntas en contra o a favor de los gustos o disgustos, así determinaremos el estado de ánimo, sus creencias, su actitud y, por lo tanto su comportamiento.

Si realizas preguntas positivas; recibirás las mismas respuestas, pero si deseas recibir negativas solo debes hacer lo mismo.

Un Saludo.





Comentarios cerrados.