A menudo nos comportamos, sin saberlo de forma inadecuada con un compañero que ha estdo involucrado en un incidente crítico o delicado.

Un conocido me comentó una vez que lo que más le dolió tras una intervención delicada que tuvo, no fueron las heridas, ni incluso las secuelas que posteriormente le quedaron, sino las críticas de los compañeros por la forma de actuar, también me dijo que ellos no estaban allí y que a toro pasado es muy fácil hablar y criticar.

Sería muy bonito y fantástico que todos los policías actuaran a la perfección durante toda su vida profesional, pero incluso hasta los más preparados fallan algunas veces, y a mi me tocó en el peor momento, y por ello recibí un disparo.

Nosotros os aconsejamos que vuestras primeras palabras sean para preocuparos por su estado de salud, esto sugiere un apoyo y una atención muy eficaz para aliviar el trauma que el compañero puede estar pasando.

Haced contacto con el compañero, un simple abrazo, un apretón de manos, cualquier gesto no verbal, puede servir de apoyo.

Evita las comparaciones, en una situación limite nadie sabe lo que haría, además tu no estabas allí y por tal motivo no sabes cómo hubieses actuado, los comportamiento en los entrenamientos no son ni parecidos a un escenario real.

Intenta compartir tu experiencia, algunas veces el hablar de los sucedido puede aliviarte, además tu experiencia puede salvar la vida de otros compañeros.

Cuidado con el humor, los policías en general son muy propensos al uso del humor negro, muy efectivo para hacer frente a la vida cotidiana, pero tened cuidado de usarlo delante de un compañero que haya vivido una situación limite, puede no caerle tan bien.

Actúa con moderación, por ejemplo; no agasajes al compañero que haya estado en un tiroteo, puede que él no se sienta un héroe, especialmente si han tenido que abatir a alguna persona, tampoco deshumanices a la persona abatida, sobre todo si el compañero vio cómo moría, e intentó reanimarla.

Anímale a hablar, no permitas que tu compañero se aísle del mundo, escuchalo pero no lo juzgues, esto puede ayudarle a aparcar los pensamiento intrusivos, los cuales pueden llegar a ser abrumadores, pero hazlo con un café, y nunca con una copa de alcohol.

Muestrale respeto, un agente que ha sobrevivido a un incidente grave merece ser honrado con dignidad y respeto. No lo agasajéis con fiestas, conmemoraciones o celebraciones, él tan solo os pedirá respeto.

Siempre he dicho que la palabra más oscura que puede escuchar o pronunciar un policía es AYUDA, ya que de ella puede depender tu vida o la de un compañero.





Comentarios cerrados.