Un compañero me remite un correo muy interesante con otro nuevo método o procedimiento para hurtarnos el vehículo, por simple; parece hasta estúpido, ya que podríamos decir, «eso no me pasará a mi».

Imagina que vas a retirar tu coche que has dejado estacionado; Abres la puerta, entras, accionas el seguro a las puertas, arrancas el motor e introduces la marcha atrás. ¿No lo haces siempre así?. Miras la luna trasera por el espejo retrovisor interior para realizar la maniobra de marcha atrás y observas una hoja de papel grande pegada en dicha luna posterior. Entonces pones la palanca de cambio en punto muerto, abres tu puerta y bajas del turismo para retirar el papel (o lo que sea) que te obstruye la visión. Cuando llegas a la parte posterior, aparece un CACO de la nada, entra en el coche y se larga con tu automóvil, tu motor estaba encendido, tu maletín, bolso o cartera estaban dentro, y prácticamente te arrolla en su huida. El seguro no quiere saber nada, y encima te quedas sin coche.

Pues imagina, si observas un papel en la luna trasera, no te bajes del vehículo, LÁRGATE de ese lugar y más adelante ya podrás retirar el papel.

Tened cuidado e informad a los ciudadanos.





Comentarios cerrados.