Los núcleos urbanos son los lugares donde los peatones son más vulnerables, y es la primera causa de mortalidad entre la horquilla de edad de 1 a 35 años, además debemos hacer hincapié de que cuatro de cada diez victimas mortales en accidentes urbanos son peatones.

Los factores que intervienen en este tipo de accidentabilidad son diversos, pero por importancia podemos indicar que la mayor parte de los atropellos se producen:

– Cuando el Peatón cruzaba fuera intersección

– Cuando el Peatón cruzaba en intersección.

– Cuando el Peatón estaba en un refugio o sobre la acera.

Pero lo más preocupante es  la acción infractora del Peatón con respecto a su situación en la vía, y podemos añadir que casi el 50% de los atropellos por las causas antes mencionadas, existía alguna violación a la Ley de Seguridad Vial por parte de los peatones.

Las infracciones más usuales que produjeron los atropellos son:

– No utilizar un paso de peatones donde éste existe.

– Cruzar o irrumpir en la calzada por zonas no habilitadas.

–  No respetar las señales de los semáforos.

El resto de atropellos están producidos frecuentemente por distracciones del conductor o velocidad excesiva, y una mínima o inapreciable frecuencia por fallos en los vehículos,  señalización inadecuada o inexistente.

Identificación del motivo de los accidentes:

La Intensidad del Tráfico está relacionada directamente con el número de accidentes por atropello, a mayor transito de vehículos, mayores son las probabilidades.

Las Características de la Vía influyen en los atropellos mortales, y sobre todo la relación entre carriles de la vía y número de fallecidos por esta causa: es decir, a mayor número de carriles más siniestrabilidad.

Más Seguridad para Evitar los Atropellos.

Lo primero que debemos analizar es el motivo de los atropellos y a continuación idear y adoptar la mejor solución posible, implantando refugios de peatones, barreras peatonales, pasos elevados, badenes, pasos de peatones, semáforos o incluso si el vial es demasiado conflictivo en varios puntos plantearnos la posibilidad de vallas peatonales a lo largo del toda la vía, impidiendo el paso físico del peatón por cualquier punto, enviándolos forzosamente hasta los lugares habilitados para cruzar la vía.

Un caso muy peculiar que se está dando en los atropellos, es la localización de aparcamientos cerca de los lugares de cruce peatonales, impidiendo los vehículos aparcados la visibilidad entre ambas unidades de tráfico (peatón – conductor), debe realizarse un estudio previo antes de habilitarse aparcamientos cerca de pasos de peatones.

Esperamos que esta pequeña guía os sea útil en vuestro trabajo.

Pd. La diferencia entre un Peatón y un Conductor, es solamente bajarse del coche.





Comentarios cerrados.